Valid XHTML 1.0 Transitional
Mentiroso
El mentiroso (en España) o desconfío (en Argentina) es un juego de naipes. El número de participantes es preferible que sea de, al menos, tres jugadores. Se suele jugar con la baraja española, pero no necesariamente.

Instrucciones

Para jugar al mentiroso, se reparte toda la baraja por igual a todos los jugadores, ocultando cada uno las cartas a sus adversarios. Éstos deben intentar deshacerse cuanto antes de todas las cartas que tienen en su poder.
El jugador que inicia la partida deposita boca abajo una o varias cartas y dice a sus contrincantes el número de la baraja al que teóricamente pertenecen dichas cartas y el número de cartas que deposita (por ejemplo, «dos caballos,...».

Si el siguiente jugador (el que esté situado inmediatamente a su derecha), le cree, éste debería continuar depositando una o varias cartas en la mesa, coincidiendo en el número de la baraja, pero no necesariamente en el número de cartas depositadas, diciendo explícitamente cuántas son las cartas que deposita (por ejemplo, «otro caballo más», u «otros dos».

Si un jugador desconfía de las cartas del anterior y decide comprobar la veracidad de lo que dice, suele enunciar una frase como “Desconfío”. En el caso de que haya mentido, el jugador mentiroso debe llevarse consigo el conjunto de cartas que han ido acumulándose a lo largo de esa ronda. Si el jugador ha dicho la verdad (es decir, ha depositado las mismas cartas que ha anunciado) el jugador que decidió desconfiar (comprobar si era verdad) se lleva el conjunto de cartas que se encuentran en la mesa.

Gana el jugador que se deshaga lo antes posible de sus cartas.

Variantes

  • Siempre se deposita de a una carta (preferida en Argentina).
  • Se juega por palo y no por número (preferida en Argentina).
  • Cuando un jugador acumula los cuatro palos de un mismo número, retira esas cartas del juego (mostrándolas a los demás jugadores) (preferida en Argentina).
  • Si el primer jugador lo prefiere, puede optar por poner la primera carta boca arriba (pero los siguientes no podrán hacerlo). De esta forma se evitan partidas interminables que se producen en ciertas ocasiones cuando se desconfía al inicio.